miércoles, 30 de mayo de 2018

Curiosidades del estadio Latinoamericano de La Habana


Serie: Deporte y cubania

El Estadio Latinoamericano constituye una edificación icónica del deporte en Cuba. No solo por ser la casa de los Industriales, un equipo amado y odiado al mismo tiempo, sino también porque ha sido testigo de innumerables acontecimientos importantes en la historia.


También conocido como el Coloso del Cerro, es una de las instalaciones más visitadas en la isla, y durante las series nacionales, se convierte en un hervidero de puro béisbol.

Tiene varias curiosidades que te invito a conocer.

Puede alojar 55 mil aficionados.

Desde su inauguración el 26 de octubre de 1946 han pasado 7 décadas en funcionamiento.

Al inicio se le conocía como Gran Stadium del Cerro, y era la casa de cuatro equipos profesionales: Habana, Almendares, Marianao y Cienfuegos.

Dentro de su infraestructura está ubicada la sede de la Comisión Nacional de Béisbol en Cuba (CNB).

20 años después de fundado, adquiere el nombre actual de Estadio Latinoamericano, justo cuando se eliminó el profesionalismo en la Isla.

En el primer juego celebrado en el diamante capitalino se enfrentaros los equipos de Almendares y Cienfuegos.


Fue la sede oficial de 4 Copas Mundiales de Béisbol (1952, 1971, 1973 y 1984).

Mide 325 metros por ambos jardines y 400 metros por el jardín central, con un cercado de 4 metros de altura.

Acogió en octubre de 1932 la primera pelea de boxeo por el título y se televisó en Estados Unidos, entre el boxeador cubano Kid Gavilán y Billy Graham.

Durante su histórica visita a Cuba, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama, participó como espectador en un tope entre los Tampa Bays y el equipo nacional.


El Estadio latinoamericano es más que una instalación deportiva, constituye un punto de reunión para espectáculos culturales, artísticos y populares. Supone la expresión inequívoca de cubanía en todas sus formas, el símbolo de pasión por el deporte y por Cuba.